viernes, 24 de febrero de 2012

Entrevista con Die Fritzels



DIE FRITZELS nace en 2010 como un proyecto sin una meta demasiado concreta más allá de rendir culto al errorismo y hacer “lo que se supone que no se debe hacer”, heredero de la tradición y estética underground de los primeros años de la década de los 90. Tras unos meses de asueto y ensayos, graban su primer Ep, BASEMENT, y comienzan una caótica gira de presentación que les llevará a compartir cartel con bandas como Europe, Boikot, Habeas Corpus -e incluso Locomía- en el verano de 2011, convirtiéndose en uno de los grupos con más proyección del año.
Una de las características principales que definen a DIE FRITZELS es su formación en continua mutación, que ha variado hasta en 5 ocasiones y por la que han pasado una decena de miembros. Ningún concierto es igual al anterior dado que la primera regla es que en DIE FRITZELS no hay reglas.

Para conocer mejor a Die Fritzels hablamos con ellos...

Entrevista con Die Fritzels:

-Antes de nada daros las gracias por participar en DCEV y felicitaros por vuestro trabajo. Para que nuestros lectores/as empiecen a conoceros… ¿Podéis resumirnos en unas líneas la historia y formación del grupo?
Ash- Gracias a DCEV por la atención prestada y por darnos la oportunidad de hablar de Die Fritzels. DF tiene su origen en Pontevedra, donde estaba viviendo en aquel entonces con Collins, quién fue nuestro primer batería. La idea partió de una serie de trabajos que hice en la Facultad de Bellas Artes, y poco a poco fue concretándose y tomando forma.
En una primera fase, yo me hacía cargo de todo, grabando con el portatil. Collins se unió a la batería y Berto al bajo. Cuando Collins no pudo continuar buscamos a alguien para sustituirle. Llegó Alex, y fue ahí cuando se cerró el círculo.

-Decís que una de las características principales que definen a Die Fritzels es su formación en continua mutación (la formación ha variado hasta en 5 ocasiones y han pasado una decena de miembros)... ¿Cual es el estado actual de la banda?
Ash- Die Fritzels somos Ash Von Fritzel, Albert Von Fritzel y Alexander Von Fritzel. En esta etapa participa también André, a.k.a. The Jaeger, quién se encarga de sustituir a Albert al bajo. Por aquí han pasado también I.Ruíz, de Thee Tumbitas, Frankie de Jolly Rocker, Adrián de 23WTH, Zuks de Sleeping Sickness, Collins…
Albert- Estoy viviendo en Barcelona, así que, aunque sigo siendo miembro de la banda, estoy apartado temporalmente. Pero la idea es que el grupo pueda seguir avanzando aunque falte un miembro. Por eso, del mismo modo que tocamos en el Brincadeira aunque Ash estaba en Los Ángeles, la banda ha seguido componiendo temas y haciendo cosas conmigo en la distancia.

-No sois unos novatos en esto de la música… ¿De que proyectos anteriores vienen los componentes de Die Fritzels?
Albert- He pasado por diversos grupos antes de llegar a DF… El proyecto más largo en el que estuve antes fue Arséniko, un grupo de punk guarro y muy malo. Apenas sabíamos tocar, pero los conciertos eran divertidos. De hecho llegamos a tocar en un concierto con Sleeping Sickness, uno de los grupos anteriores de Ash. También tuve varios proyectos con André, el bajista que ahora me está sustituyendo.
Ash- Empecé en 2004 con Sleeping Sickness a la guitarra, y pasé también por The Undressed donde estuve a cargo del bajo. Sleeping Sickness podría considerarse un preludio de Die Fritzels, quizá haya sido la etapa en la que más aprendí, y sin duda en la que mejor me lo pasé.
Alexander ha estado en The Halfchicken, Hestia, 6x1... también en una banda de versiones. Su trayectoria es algo que apreciamos mucho, ya que no ha tenido prejuicios en cuanto a estilos y eso se nota a la hora de trabajar.
André es el bajista de Eondry, banda que en cuanto a estilo no tiene nada que ver con lo que hicimos en “Basement”. Es un punto a su favor porque nos aporta mucho.

-Sois un grupo difícil de catalogar, no sois un grupo por decir algo, de punk-rock al uso, se aprecian muchas y variadas influencias… ¿Cómo definiríais vosotros mismos vuestro sonido y vuestro estilo? ¿Cuales son vuestras influencias?
Ash- Quizá la mejor forma de responder a esta pregunta es yendo directamente a las influencias. Nos gusta Iron Maiden, Slayer, Judas Priest, Motörhead, Pantera, Metallica –a ellos más que a mí-, Black Sabbath… y también Nirvana, Pixies, Weezer, Hole, L7, The Smashing Pumpkins, Pearl Jam… Si juntas todo eso con algo de Nofx, Turbonegro, The Faction y algunas cuantas cosas de aquí y de allá, sin olvidarse de los clásicos, tienes a Die Fritzels. Y fuera de lo musical… podría considerarse tanto a Goya como a Lindsay Lohan  como influencias.

-Os catalogáis como “low cost punk"… Explicar un poco más el concepto.
Ash- La filosofía del más por menos. No se trata de D.I.Y., Lo-Fi o necrosound, sino de no vivir por encima de nuestras posibilidades, algo de sentido común. La experiencia te enseña qué es lo que se debe y no se debe hacer… no tiene demasiado sentido invertir 900 euros en grabar un Ep si lo que buscas lo puedes solucionar con 400, meterte en giras que van a dar pérdidas o pasarte de vueltas con el equipo. En consecuencia, hacer también algo acorde a lo que puedes permitirte, ser realista… uno no puede pretender sonar como Iron Maiden con un combo de transistores de 100W. 


-Die Fritzels parece que no es solo un proyecto musical… Hay algo (aparte de la evidencia musical) de concepto artístico y filosófico vital… ¿Es Die Fritzels una banda entendida como una obra en su totalidad y finalidad?
Ash- El punto de partida de DF es el entorno de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Hoy en día apenas existen fronteras entre las disciplinas artísticas, y las que existen son muy difusas: la fotografía es pintura, el vídeo es escultura… ¿por qué no puede ser una banda una obra? A través del uso de mecanismos como la apropiación, las prácticas “erroristas” y otros muchos, Die Fritzels han ido tomando forma como pieza. Se trata de una performance contínua, DF es vida, banda y obra.

-¿De donde sale la inspiración y cual es el mensaje final?
Ash- Del género fake, de Duchamp, de Dalí, de la escena artística del sur de California, de Vigo… El mensaje es que no hay que hacer sistemáticamente lo que se supone que se debe hacer.

-Digamos que vuestro logo o imagen (mejor dicho versión de logo) es el Crimson Ghost de Misfits…Todo un acto de “apropiacionismo”. Suponemos que las dos cosas pero…  ¿Un tributo o pura estética? ¿Por qué?
Ash- Porque funciona, estéticamente es un acierto, está por todas partes… y nos gustan los Misfits, claro. El haber añadido ciertos rasgos al original hace que tenga determinadas reminiscencias. Otro tanto ocurre con la tipografía de Slayer que usamos combinada con el logo. Iba a decir que no veo a Die Fritzels con un logo en Comic Sans pero…

-Decís tener un gusto desmedido por el “errorismo” (El errorismo parte del concepto de que “todos somos erroristas”y tiene unas máximas que resumimos: El “Errorismo” basa su concepto y su acción, sobre la idea que el “error” es el nuevo principio ordenador de la realidad actual. El “Errorismo” es una posición filosófica equivocada, ritual de la negación. El  fallo como perfección, el error como acierto. Abarca todas las prácticas que tiendan hacia la Liberación del ser humano y del lenguaje. La confusión y la sorpresa son las herramientas de expresión. El humor negro y el absurdo son el método errorista por excelencia.) ¿Con vuestro fallo buscáis el acierto? ¿Postura, provocación, o ideal para el grupo?
Ash- Esto es algo intrínseco al carácter vigués. Creo que en mayor o menor medida, todos somos “erroristas”. Tenemos miedo a equivocarnos, a fallar, y eso en muchos casos lleva a la frustración. Die Fritzels es como un “y qué” mayúsculo, se trata de hacer lo que se supone que no se debe hacer, de dejar a un lado reglas y convenciones, lo que nos permite llevar esto tan lejos como sea necesario.

-¿Cómo definiríais vuestro primer trabajo “Basement”?
Ash- “Basement” gira en torno a determinados aspectos de las relaciones personales, los límites, el equilibrio y los contrastes. Trata temas cercanos, vivencias y miedos.
El Ep lo abre el absurdo de “Burn The Farm”, que trata sobre la relación tormentosa entre un padre y su hijo. Continúa con “HI & LO”, una oda a la bipolaridad. En “Basement Of Love” declaramos que no hay mejor sitio para “brillar” que un sótano oscuro. “Five To Go” es una historia de dependencia, de amor y odio, de límites, que están presentes en “Momma”.

-Hablando de vuestro ep “Basement”... ¿Estáis contentos con el resultado final? ¿Qué tema del ep creéis que os define o representa mejor?
Albert- “Basement Of Love” recoge bastante bien el mensaje del grupo… o “Hi & Lo” que define con bastante acierto la psicología de alguno de sus miembros.
Ash- Para la producción del Ep llamamos a Israel Ruíz, que se encargó también de algunas guitarras. Grabamos en Muu! Estudios con Pedro Feijoo, y el resultado superó las expectativas. Los temas sufrieron algún ligero cambio, los toques que le dio Israel llevándolo a su terreno marcaron realmente la diferencia.

-¿Cómo ha sido vuestra evolución musical como grupo desde los comienzos del proyecto hasta la actualidad? ¿Hacia donde creéis que irá vuestro sonido en el futuro?
Ash- Lo que más me gusta de DF es que no entra en nuestros planes cerrarnos a nada. “Basement” lo componen temas cortos, de alrededor de dos minutos y medio, y lo último que hemos hecho es un tema de unos 15 minutos, algo entre el garage punk, el black metal y el rock de la primera mitad de los 90.

-Hablemos del directo,… ¿Cómo son vuestros directos? ¿Como animaríais a gente que aun no os ha visto nunca sobre un escenario para que lo haga? ¿Podéis adelantar alguna fecha planeada para salir del “sótano”?
Albert- La palabra que mejor define nuestros directos es imprevisible. Ningún concierto se parece al anterior y no se parecerá al siguiente. Algunas canciones se repiten, pero el resto del “espectáculo” es distinto en cada concierto. Conciertos de 15 minutos en locales pequeños, conciertos en grandes escenarios, conciertos que acaban en pelea o conciertos que simplemente no se llegan a hacer.
Ash- Coincido con él, imprevisibles. Y divertidos. Estaremos el 16 de Marzo en La Iguana junto a Crawl y unos invitados sorpresa.

-Vuestra primera regla es que en Die Fritzels no hay reglas... Con esta premisa hay que tener cuidado ya que se puede acabar en plena performance al mas puro estilo GG Allin... Llevando esta idea al tema del directo ¿En vuestros conciertos y con vuestra música buscáis reacciones en el público?
Ash- “Empezasteis como Weezer, acabasteis como GG Allin”. Si eres consciente de dónde te estás metiendo, no hay problema. Quizá no se trate de buscar, sino más bien de encontrar.
Albert- Ahí esta la gracia, supongo, no saber nunca qué es lo que va a pasar.

-Tocasteis en la anterior edición del Festival Brincadeira en Ordes con multitud de grupos y de estilos… ¿Qué tal la experiencia?
Albert- La verdad es que musicalmente fue una de las mejores experiencias en mi corta “carrera”. Tocar en un escenario de ese tamaño y compartiendo cartel con grupos de tanto renombre es una experiencia genial. También tuvo su parte más sórdida, como quedarme sin pase, o los intentos de uno de los DF de hacer un trío conmigo y mi señora…Ver llegar a Europe escoltados por la policía como si fueran el presidente de los Estados Unidos tampoco tuvo precio. Fascinante e irrepetible.
Ash- Yo me lo perdí, pero por lo que me contaron se lo pasaron muy bien, sobre todo con Manolo Kabezabolo, que es muy cercano y generoso.

-Toda banda tiene canciones que en seguida enganchan en un directo, en vuestro caso ¿Cuál pensáis que funcionará mejor sobre el escenario y porque?
Ash- Creo que “Momma”. Riff re-do-sol, alternancia entre parte suave y fuerte, estribillo… ¡te obliga a gritar “MOMMA”! Es un tema hecho para el directo.

-El estilo y la actitud es muy importante pero… Entre tanta variedad de grupos que hay… ¿Que creéis que es lo que os diferencia y os hace ser una propuesta “especial”?
Ash- Más bien se trata de una propuesta espacial. Somos un poco marcianos, unos tíos raros, pero a la vez normales. Realmente no lo sé… pero intentamos dar más con y por menos, y por lo que vemos y lo que nos cuentan, funciona.

-A los grupos de Vigo siempre les preguntamos… ¿Como ve un grupo vigués como vosotros la actividad musical de la ciudad (salas, conciertos, grupos, locales, actividades relacionadas con la música…etc)?
-Ash: Hay varios grupos que me gustan, y entre ellos destacaría a Christ Divides. Por lo demás, estoy un poco desconectado de lo que ocurre en Vigo. Todo contacto que tengo es por medio de lo que veo en Facebook, eventos a los que me invitan y el boca a boca. La sensación que tengo es que no estamos ni bien ni mal, Vigo sigue funcionando, siguen saliendo nuevas bandas con o sin apoyo…

-¿Creéis que hay suficiente apoyo o interés por parte de medios y público hacia los grupos estatales y sobretodo a los que empiezan? ¿Cómo veis el panorama musical en Galicia? ¿Que creéis que le falta a la música gallega para ser un poco mas reconocida?
Ash- Por parte de medios como DCEV sí, aunque no abundan. La prensa suele hacer lo que le conviene, con lo que tampoco le prestamos demasiada atención.
En cuanto a Galicia, sé que hay algún que otro colectivo haciendo cosas por ahí y grupos que se han ganado cierto nombre. Los festivales funcionan bien, algunos como el Resurrection despuntan. Quizá deberíamos dejar atrás ciertas cosas que en su día funcionaron y mirar realmente hacia adelante.

-DCEV es un “medio” alojado en Internet, por eso nos gusta saber la opinión de los grupos sobre este medio… ¿Que pensáis de la situación actual de la industria de la música y de la aparición para bien o mal de Internet en este mundo?
Albert- Internet me parece una herramienta para difundir cultura en general y música en particular. A los grupos que están empezando les da la oportunidad de dar a conocer su música y que llegue a un público más o menos amplio. Les da también la oportunidad de fijar el precio de su música (por ejemplo, en Bandcamp) por si la quieren vender. En cuanto a los grupos grandes… que se quejen de la piratería me parece una soberana gilipollez.

-Para ir terminando... ¿Qué proyectos tenéis a corto y medio plazo? ¿Que le pide Die Fritzels a este 2012 que acaba de empezar?
Albert- Terminar mi exilio en Barcelona e incorporarme de nuevo al 100%
Ash- Que Albert vuelva de una vez, grabar, tocar, hacer amigos y vivir de vender camisetas.

-Por último, muchas gracias por colaborar con nosotros... Os cedemos un pequeño espacio en DCEV para despediros y para que digáis lo que queráis…
Gracias a vosotros, esperamos veros pronto en algún concierto. Podeis escuchar “Basement” en nuestro Bandcamp ,seguirnos en Facebook y Twitter y contactar con nosotros en diefritzels@gmail.com . STAY FRITZEL!

Componentes : Ash Von Fritzel, Albert Von Fritzel, Alexander Von Fritzel



No hay comentarios: